Eficacia de las Ventosas en Lumbalgia Postural

No Comments

Eficacia de las Ventosas en Lumbalgia Postural en Lumbalgia Postural

La Lumbalgia postural es una de las patologías más frecuentes en la consulta del médico. De hecho se considera como la causa más importante de discapacidad laboral en menores de 45 años (Quiroz., 2011).

La Lumbalgia postural se da por diversos factores físicos como levantar objetos pesados del suelo, o adoptar malas posturas, (Casado., 2008)  los traumatismos, accidentes previos, conducir o estar sentado durante tiempo prolongado, movimientos con combinación de flexión del tronco y rotación, exposición frecuente a vibraciones.

Otros factores que involucran el problema lumbar es el Índice de Masa Corporal (IMC)  es un indicador simple de la relación entre el peso y la talla que se utiliza frecuentemente para identificar el sobrepeso y la obesidad en los adultos.

Cuadro 1

.  CLASIFICACIÓN DEL INDICE DE MASA CORPORAL (IMC) SEGÚN LA OMS

 

CLASIFICACIÓN I.M.C. (Kg/ m2) RIESGO
RANGO NORMAL 18.5 -24.9 PROMEDIO
SOBREPESO 25 – 29.9 AUMENTADO
OBESIDAD GRADO I 30 – 39.9 MODERADO
OBESIDAD GRADO II 35 – 39.9 SEVERO
OBESIDAD GRADO III IGUAL O MAYOR A 40 MUY SEVERO


FUENTE: OMS 2007

Los pacientes evitan las actividades de la vida diaria por el miedo a que regrese el dolor. (Álvarez y Pérez., 2012)

Resulta preocupante el tiempo de incapacidad laboral y los incrementos de los costos en cuanto a este padecimiento.

Muchos artículos refieren que en Europa existe un exceso de cirugías  de espalda. Y ni los expertos tienen claro si un tratamiento quirúrgico realmente puede solucionar el dolor de espalda

Se estima que alrededor del 70% de las personas presentarán lumbalgia en algún momento de su vida. Cada año, la mitad de los pacientes que consultan por este diagnóstico son por una  recurrencia y el resto son casos nuevos. (Terapia Física., 2007)

Hay que señalar que el dolor lumbar desaparece en días o semanas, con la aplicación de diversos tratamientos como: compresas húmedo calientes (termoterapia superficial) producen efectos benéficos sobre el dolor de forma tal que potencian una intervención posterior, estos nos ayudan a disminuir el dolor; si se prolonga durante varios días tendremos como consecuencia datos clínicos consecuencia de la falta de movilidad o desuso. (Álvarez., 2012)

De los diversos tratamientos que se proporcionan a los pacientes que acuden a un servicio de salud con diagnóstico de lumbalgia se encuentran los siguientes:

Enseñar al paciente ejercicios de:

  • Fortalecimiento muscular en: abdominales, glúteos, cuadrado lumbar, erectores profundos, psoas (en recorrido externo), extensores de las rodillas.
  • Higiene postural. (Vas et_al.,2006)

Dentro de este rubro se encuentra la activación física que ayuda a la recuperación de la función, ayudando a disminuir el dolor. (Casado., 2008)  la aplicación de calor local ayuda a la diminución del dolor. (Álvarez., 2012)

Algunos autores refieren que el reposo está contraindicado por la atrofia muscular que causa; recomiendan mucho el ejercicio físico ya que ha ayudado en los procesos que se han vuelto crónicos. (Pérez., 2006)

La Escala Analógica Visual (EVA) es otro abordaje válido para medir el dolor y conceptualmente es muy similar a la escala numérica. La EVA más conocida consiste en una línea de 10 cm. con un extremo marcado con “no dolor” y otro extremo que indica “el peor dolor imaginable”. El paciente marca en la línea el punto que mejor describe la intensidad de su dolor. La longitud de la línea del paciente es la medida y se registra en milímetros. La ventaja de la EVA es que no se limita a describir 10 unidades de intensidad, permitiendo un mayor detalle en la calificación del dolor.

 

Cupping o Ventosas

El tratamiento con ventosas o cupping es utilizado en el ámbito sanitario  en varias zonas geográficas. Es un método del que se consta su uso ya en Egipto, la antigua Grecia, en Roma, en Arabia y sería más desarrollado en la medicina tradicional china. Se calcula que comenzó a utilizarse aproximadamente hace tres mil años de antigüedad.

Hay una gran variedad de ventosas. Antiguamente se empleaban ventosas de bambú, cerámica, arcilla o vaso de aspiración. Las modernas son de plástico con bomba de aspiración, magnéticas o con pera de goma. Estas últimas versiones son más prácticas, pero las tradicionales han resultado ser más efectivas ya que el calor añadido ayuda además a la apertura de los poros de la piel.

En la técnica de cupping se utiliza un vaso de cualquiera de los materiales mencionados anteriormente, utilizada para crear un vacío ya sea por procedimientos de aspiración de aire (mediante pistola de aire o pera de goma) o por combustión. Para calentar la ventosa debe encenderse un algodón previamente empapado en alcohol, sujeto a pinzas e introducirlo en su interior, posteriormente extraerlo y colocar la ventosa sobre la piel. La combustión de oxigeno crea un vacío de aire dentro de la ventosa que al colocarla sobre la piel hace que se pegue a ella y la succione.

Diferentes formas de aplicación

Las ventosas se pueden aplicar de diferentes formas: en seco o con la piel lubricada, fijas, quitarse y ponerse rápidamente, pueden moverse una vez aplicadas, se pueden sacudir y girar. La más común es la aplicación fija, una vez colocada la ventosa sobre la piel se deja aproximadamente unos diez minutos, cuando la piel comienza a estar congestionada con un color violeta por el estasis provocado, se retira la ventosa de la piel sujetándola con una mano y presionando con la otra la piel de alrededor para hacer el vacío.

Las ventosas se colocan sobre una zona dolorosa, (Chirali 2007,) o bien un punto de acupuntura. Se han usado para aplicaciones muy amplias, tanto las enfermedades de la medicina interna, como las del sistema nervioso o locomotor entre otras: tos, resfriados, asma, celulitis, dismenorrea, parálisis facial, entumecimiento de los miembros, etc (Huang 2006,). Con el efecto del vacío la ventosa se pega al cuerpo, succiona la piel y parte del musculo, abre los poros y moviliza la circulación sanguínea y linfática. Ayuda a drenar el exceso de líquidos y toxinas, a soltar las adherencias y levantar el tejido conectivo, a llevar el flujo de sangre estancada a la piel y los músculos y a estimular el sistema nervioso periférico. (L.M.Thama 2006)

Se le atribuye disminuir la presión arterial  alta, así como modular las hormonas reguladoras del sistema nervioso y el sistema inmunológico. (YOOSS, 2004)

Expectativas del Desarrollo

Se ha catalogado como uno de los problemas laborares de los últimos años, todas las personas que presentan dolor en la espalda baja se les relaciona con el manejo de cargas, especialmente cuando son levantados del  piso. Los efectos de la patología lumbar han llegado a ser considerados como uno de los puntos de actuación más importante en la prevención.

En México se han incrementado diversos padecimientos consecuencia del estilo de vida, pues a nivel mundial nuestro país fue considerado el primer lugar en sobrepeso y obesidad. De acuerdo con los resultados de la ENSANUT 2006 y 2012.

Para el 2006 se tenía que el 70% de la población en México padecía algún grado de obesidad y sobrepeso siendo en mujeres el 71.9% y en hombres 66.7% para el 2012 en la misma encuesta de obesidad y sobrepeso se encuentra un71% en mujeres y 69.4% en hombres.

Teniendo con ello un incremento en la incidencia y prevalencia del (1.52%, 4.04%) en mujeres y hombres, por lo que, este tipo de padecimientos traen como consecuencia alteraciones mecanoposturales a nivel tóraco-lumbar, por el soporte de peso que el cuerpo realiza, incrementando el dolor lumbar.

Un Problema de Salud Pública

En el estudio denominado Lumbalgia: Un Problema de Salud Pública, publicado en la Revista Mexicana de Anestesiología en el 2010, el dolor crónico afecta a un 25% de la población en México, de ahí supone que un 7% de los mismos padecen de dolor  localizado a nivel lumbar.

(Cobarrubias., 2010) se detectó que la población más propensa a  presentar dolor en espalda baja, es la que es económicamente activa de edades entre 14 y 59 años percibiéndose las acciones por parte del Sector Salud de nuestro país, deberá de encaminar sus esfuerzos hacia la prevención en personas vulnerables y el tratamiento de  los afectados.

La Organización Mundial de la Salud OMS en el 2002 declaró que la acupuntura y las diferentes técnicas que se utilizan como las ventosas son seguras, sencillas y son una terapia cómoda que tiene gran eficacia como analgesia.

CONCLUSIONES

El problema del dolor en la zona lumbar sigue incrementando a nivel mundial. Sin embargo existen desventajas frente al control de la misma, ya que no se tiene un tratamiento específico, debido a que las instancias normativas y de salud pública no lo consideran como una epidemia pues hasta la fecha no se cuenta con acciones definidas para el abordaje en salud.

Para finalizar en relación con los servicios que ofrece el Sector Salud, estos están orientados hacia la prescripción de fármacos que tengan un efecto analgésico y antinflamatorio, dando como resultado un costo elevado si se habla de que, más del 70% de la población en México ha cursado con dolor lumbar.

De ahí esta técnica de ventosas o cupping, aplicada en el pasado y la actualidad en diferentes culturas y civilizaciones, para averiguar su eficacia como alternativa de tratamiento analgésico, mostrando que la aplicación con ventosas para el tratamiento del dolor en espalda es efectiva.

También a la hora de realizar tratamientos se demostró que a su bajo costo, su facilidad de aplicación y sus pocos efectos adversos, puede considerarse como una opción interesante de tratamiento general de esta patología

BIBLIOGRAFIA

  • Álvarez M. ( 14 de septiembre 2012) Guía para Atención del Paciente con dolor Lumbar. SURATEP recuperado de (http://www.arpsura.com/boletin/distribuidores/prestadores/documentos/guia_de_atencion_dolor_lumbar.pdf)
  • Barrera C. A, Guerrero M. V. J, López R. V, Mejía H. Y, Parrilla O. J. I, Pérez R. A. et al.(2007) Diagnóstico, Tratamiento y Prevención de Lumbalgía Aguda y Crónica en el Primer Nivel de Atención, Secretaria de Salud Recuperado de http://www.cenectec.salud.gob.mx/inferior/gpc.html.
  • Casado I, MoixJ, Vidal J. (2008) Etiología, Cronificación y Tratamiento del dolor Lumbar. Clínica y Salud, vol. 3, pp 1-15
  • Cobarrubias G. A. (2010). Lumbalgia: Un Problema de Salud Pública, Revista Mexica de Anestesiología vol.33.
  • Huang, Shixiand. (2006) Cao yu. Cupping Therapy. Journal of Chinese Medicine. number 82.
  • Z. Chirali (2007) Cupping Therapy, Philadelphia. USA. Editorial: Elservier
  • M.Thama, H.P. Leea. (2006) Lua Cupping: from a biomechanical perspective.
  • Pérez Guisado. (2006) JLumbalgía y Ejercicio FísicoFacMed de Cordoba; 20 (2) 1-26
  • Quiroz G. S (2011) Bases Neurofisiológicas y Moleculares de la Acupuntura 448
  • Terapia Física 2007) consultado el 12 de octubre de 2012. Recuperaado de terapia-fisica.com/ultrasonido.html y http://www.efisioterapia.net/articulos/ejercicios-columna-lumbar.
  • Vas J, PereaM. E, Mendez C, Silva C. I, Herrera G. A, Aranda R. J, M. (2006) Efficacy and Safety of Acupunture for the Treatment of non-specific Acute Low Back pain: A Randomized Controlled Multicenter, Complementary and Alternative Medice; 8 pp 1-13.

CONTACTANOS

Categories: ARTÍCULOS DE INTERES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *